Los Gadgets que usaba la CIA los copiaba del Superagente 86

La CIA, Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos, fue creada poco después del final de la II Guerra Mundial, su función espiar a los soviéticos por si planeaban algo en contra de los Americanos. Así, que la tecnología era un factor fundamental para sacar ventaja de su gran rival, el KGB. Lo curioso de caso es que la CIA llego a imitar los inventos de espionaje de la serie El Superagente 86.

El mismísimo Robert Wallace, director de la Oficina Técnica de la CIA ha reconocido que en muchas ocasiones las ideas para estos inventos han llegado directamente de las historias esta popular serie de los años 60’s y 70’s.

Algunos de estos son:

La Pistola cigarrillo

El estereotipo de agente de la CIA de esa época casi siempre estaba fumando. Así que nada mejor que un cigarillo para camufladar un arma. Simplemente con liberar un alfiler de seguridad, girar suavemente el filtro y presionarlo luego hacia delante, se disparaba con bastante potencia una bala del calibre 22.

La Libreta inflamable

Un cuaderno con informes secretos no debe caer en manos enemigas, este cuaderno estaba hecho de un material especial, pyrofilm y creada especialmente para destruirse  en situaciones de riesgo. Solo bastaba con encenderlo con la goma del lápiz y listo los informes estaban a salvo.

El Gato espía

La idea era colocar una antena de radio a un gato para que retransmita la conversación de dos personas enemigas. El sistema funcionó a nivel técnico, pero fue un desastre ya que, como es lógico, los gatos se mueven mucho y además no resisten la presencia de algún rató o perro que pase por ahi.

La Rata para mensajes ocultos

Donde ocultar un mensaje  ultrasecreto sin que nadie sospeche? Elemental  dentro de una rata muerta, la idea es simple: abrir el animal, introducir en su interior los mensajes secretos en un pequeño tarro metalico  y coserla de nuevo. Para evitar depredadores el animal se rociaba con salsa picante .

El Reloj cámara

El T-100 era un reloj que llevaba en su interior una pequeña cámara  capaz de tomar unas 100 fotografías por medio de una diminuta lente de 4 milímetros. En su época todo un logro tecnologíco, sin lugar a dudas fue muy utilizado por los espías de la CIA.

La Libelula Espía

Al parece este era el proyecto  más ambicioso. Una libélula mecánica equipada con cámaras y micrófonos podría entraer a los lugares más inaccesibles operada a control remoto, pasaría totalmente desapercibida. La libélula se quedó en un proyecto debido a las multiples dificultades técnicas que representaba para la época.

Vía: imágenes publicadas por wired.com

Comentarios en Facebook