Manga Santo

Estas sorprendentes creaciones son del artista japonés Hiroshi Mori, con sede en Tokio, quien realiza estas singulares combinaciones entre la pintura religiosa y el manga.

En sus ilustraciones vemos como se mezclan la estética de los pintores renacentistas con las características típicas de los personajes de las películas de animación japonesa.

Comentarios en Facebook