Una Nube de Luz con Lluvia de Cadenas

Esta curiosa instalación fue llamada “Cloud” y realizada hace dos años por los artistas Caitlin Brown y Wayne Garrett, consiste en un cúmulo de 6.000 bulbos o bombillos, cada uno controlado por cadenas individuales que caen como si fuera lluvia de cada bombilla bajo una gran nube.

Inicialmente lo realizaron en su estudio pero deseaban algo mayor, así que lo llevaron a la calle, según los artistas ellos dicen de su obra:

“La luz posee una capacidad mágica para crear espacio efímero, en resonancia con la oscuridad, y sin importar el nivel social, solo el nivel fisiológico, los seres humanos se sienten atraídos por la luz como polillas a una llama”.

Mientras que el sol sostiene toda vida en la tierra, la luz artificial no podría existir sin las innovaciones del hombre. Es una evidencia de la civilización, una fuente de claridad en la noche, y un faro de seguridad en la noche.

lación

Comentarios en Facebook