Cómo poner en hibernación a los seres humanos

En su película 2001: Una odisea en el espacio Stanley Kubrick sorprendió con imágenes de astronautas durmientes que viajaban por el universo,ahora esta visón se puede tornar en realidad.

Las  agencias espaciales se están tomado muy en serio las posibilidades de hibernar a los astronautas durante los viajes espaciales.  Con las técnicas actuales un viaje a Marte puede suponer que un tripulante pase de 6 a 9 meses dentro de una nave, evitar los problemas físicos y psicológico que se pueden generar en una larga travesía es lo que pretenden los científicos.

Mark Roth, un prestigioso bioquímico que ha anunciado  el comienzo de ensayos para conseguir la hibernación humana de humanos, tras diversos éxitos con ratones.  Mark ha estado trabajando en la creación de un especie de “cubículos de sueño” similares al que utiliza en el conocido filme de ciencia-ficción Alien.

Mark Roth cree que el secreto está en aplicar frío en el momento adecuado y así reducir la temperatura del organismo. En esas condiciones, las células detienen su actividad y algunos seres vivos como gusanos y ratones entran en un estado de “animación suspendida” del que puede recuperarse después sin daños. Para inducirlo, utiliza un liquido inyectable que libera sulfuro de hidrogeno en la sangre. El sulfuro de hidrogeno actúa como el monóxido de carbono y bloquea las reacciones químicas que permiten la respiración celular.

La idea es conocer los mecanismos físicos y fisiológicos que emplean muchos animales como los osos, para entrar en hibernación.

Según los promotores es muy importante conocer el metabolismo animal para así algún día poder aplicarlo a los humanos. Reducir el gasto físico de la tripulación y que no suponga ningún peligro para su salud simplificaría uno de los aspectos más complicados en los viajes espaciales, como lo son la cantidad de comida y oxigeno que deben transportarse.