El trampantojo engañando al ojo!

El trampantojo es un arte pictórico que trata de provocar en el espectador confusión entre elementos pintados y elementos reales. Su nombre significa (trampa al ojo). Su éxito se basa en la destreza del artista para jugar con las perspectivas y lograr efectos ópticos.

El trampantojo es más propio de la pintura aunque también existen famosos “engaños” en arquitectura y también en el mundo de cine, sobre todo en películas anteriores a que aparecieran los efectos especiales digitales.
Los trampantojos suelen ser pinturas murales realistas, se pintan especialmente en fachadas de edificios aunque también en interiores sobre muebles, mesas, ventanas, puertas, etc.

Los griegos y Romanos ya los pintaban, en el Renacimiento se emplearon para “aumentar” la profundidad en paredes y techos de iglesias y palacios, pero fue en el Barroco cuando alcanzó mayor auge.