Entradas

Miel en el Espacio

,

El astronauta de la Agencia Espacial NASA, David Saint-Jacques, aprovecha la microgravedad en el espacio para jugar con un frasco de miel.

Es curioso cómo se comporta este alimento en una baja gravedad, más parece un caucho que miel.

Minería Espacial en Asteroides un futuro próximo

La extracción de recursos minerales en asteroides pronto podría ser realidad a la vuelta de uno años.

Aunque todavía suene a ciencia ficción, las corporaciones y países poderosos ya han trazado planos detallados y trabajan febrilmente para asegurarse la riqueza del espacio.

Hace tiempo que las grandes corporaciones y los gobiernos hacen planes para extraer recursos naturales en las vastas extensiones del espacio. ¿Qué tan lejos está la humanidad de este nuevo paso?

El crecimiento de la población actual los recursos se agotan rápidamente la tierra quizás pueda proporcionar durante otros 100 años todas las materias primas que nuestra sociedad necesita para un crecimiento exponencial de casi todos los recursos que hay en la tierra se encuentran también en el espacio en asteroides y en grandes cantidades.

Para dar algunas cifras aproximadas en todas las minas del mundo juntas quedarán unas 200 toneladas de platino en un solo asteroide con el diámetro de un kilómetro puede haber en una estimación realista 100 mil toneladas por lo tanto un solo asteroide puede proporcionar más platino y oro que todas las minas de la historia de la humanidad.

Además del punto de vista científico, también se plantean cuestiones sociales fundamentales: la necesidad de que la humanidad conquiste nuevos territorios y la excesiva explotación del entorno del que hoy se dispone, el planeta Tierra.

Este reportaje de la DW, nos muestra qué requisitos técnicos son necesarios para ello y cuán grande es la codicia por cada vez más materia prima.Asi pues, la minería Espacial en Asteroides podría estar en futuro muy próximo.

 La Perseverance llegó con éxito a Marte

La misión que llevo el Perseverance de la NASA, a nuestro planeta vecino Marte, que despegó en su misión a Marte el 30 de julio de 2020, realizo hoy 18 de febrero de 2021 un aterrizaje histórico, ya que tocó suelo marciano de modo exitoso a las 15:56 horas del este de Estados Unidos (20.56 horas GMT).

Superando lo que los científicos habían llamado como los “7 Minutos de Terror“, ya que cualquier cosa podría fallar es solo este lapso de tiempo.

El Mars 2020 Perseverance Rover buscará signos de vida microbiana antigua, lo que hará avanzar la búsqueda de la NASA para explorar la habitabilidad del planeta rojo.

En este video el Físico Javier Santaolalla nos explica los por menos de la misión.

Este vehículo robotizado de 6 ruedas, cerca 3 metros de largo y de 1.025 kilogramos, buscará en Marte señales de vida microbiana pasada y recolectará muestras selectas de rocas y sedimentos para su envío futuro a la Tierra.

La Perseverance transporta avanzados micrófonos, pero el vehículo InSight ya había logrado captar un atisbo de los vientos marcianos. Así se escucha el planeta rojo.

La Cama que se convierte en un Gimnasio

 La innovadora cama que ahorra espacio y además se transforma rápidamente en un completo gimnasio en casa.

La cama PIVOT se levanta y se convierte en un gimnasio para cuando necesitas hacer ejercicio y en una cómoda cama para cuando necesites dormir o hacer una siesta.

Cuenta con una barra, un bastidor de potencia completa y un banco de pesas.

El equipo de fitness está completamente oculto cuando no está en uso, luciendo como una alcoba normal.

Cómo poner en hibernación a los seres humanos

En su película 2001: Una odisea en el espacio Stanley Kubrick sorprendió con imágenes de astronautas durmientes que viajaban por el universo,ahora esta visón se puede tornar en realidad.

Las  agencias espaciales se están tomado muy en serio las posibilidades de hibernar a los astronautas durante los viajes espaciales.  Con las técnicas actuales un viaje a Marte puede suponer que un tripulante pase de 6 a 9 meses dentro de una nave, evitar los problemas físicos y psicológico que se pueden generar en una larga travesía es lo que pretenden los científicos.

Mark Roth, un prestigioso bioquímico que ha anunciado  el comienzo de ensayos para conseguir la hibernación humana de humanos, tras diversos éxitos con ratones.  Mark ha estado trabajando en la creación de un especie de “cubículos de sueño” similares al que utiliza en el conocido filme de ciencia-ficción Alien.

Mark Roth cree que el secreto está en aplicar frío en el momento adecuado y así reducir la temperatura del organismo. En esas condiciones, las células detienen su actividad y algunos seres vivos como gusanos y ratones entran en un estado de “animación suspendida” del que puede recuperarse después sin daños. Para inducirlo, utiliza un liquido inyectable que libera sulfuro de hidrogeno en la sangre. El sulfuro de hidrogeno actúa como el monóxido de carbono y bloquea las reacciones químicas que permiten la respiración celular.

La idea es conocer los mecanismos físicos y fisiológicos que emplean muchos animales como los osos, para entrar en hibernación.

Según los promotores es muy importante conocer el metabolismo animal para así algún día poder aplicarlo a los humanos. Reducir el gasto físico de la tripulación y que no suponga ningún peligro para su salud simplificaría uno de los aspectos más complicados en los viajes espaciales, como lo son la cantidad de comida y oxigeno que deben transportarse.

 

 

Lluvia de Basura Espacial

La basura espacial cae sobre la Tierra todos los días, pero la NASA dice que no hay nada de qué preocuparnos. ¿Eso es normal?

Hay una cantidad brutal de basura humana orbitando el planeta, y esta no va a quedarse ahí para siempre. Tiene dos caminos: Caer a tierra o alejarse de nosotros hasta que abandone el campo gravitacional de la Tierra, pero al parecer lo más probable es que se produzca el primer fenómeno. Incluso, así se ha planeado. Es una forma de evitar las colisiones en esa parte de nuestro espacio cada vez más poblado.

El único problema es que la agencias espaciales no tienen manera de predecir, y mucho menos de controlar, el lugar donde impactarán estos desechos que, si mal nos va, terminarán matando a alguien, o a muchos, dependiendo el lugar donde impacten.

El 21 de enero de 2001, en Arabia Saudita,  cayó a Tierra en Medio Oriente, la tercera generación de los Delta-2, conocido como Módulos de Asistencia de Carga Delta (PAM-D por su sigla en inglés),  La cubierta de su motor, de unos 70 kilogramos, fue encontrada en el desierto saudí. Uno de los tanques de titanio apareció cerca de Seguin, Texas, y el propulsor principal quedó semi enterrado cerca de Georgetown, en el mismo estado.

En septiembre del 2011, el satélite UARS cayó sobre el pacífico sur y un mes después, el satélite alemán ROSAT lo siguió, cayendo en la bahía de Bengala. No hubo víctimas, pero pudo haberlas, y la cosa no va a terminar ahí, sino que esto sucederá cada vez con mayor frecuencia, cuando la enorme cantidad de satélites que circundan nuestro planeta deje de ser útil y pierda la capacidad de mantenerse en órbita.

La NASA y otras agencias espaciales se defienden diciendo que las probabilidades de que un satélite cayendo del cielo tiene poca probabilidades de provocar daños significativos, principalmente porque la mayor parte de la Tierra es agua y porque buena parte de la Tierra está poco poblada, pero nunca podremos estar seguros de que las cosas saldrán bien.

Dos de los objetos más grandes cuya caída al planeta está programada para los años venideros son el Telescopio Espacial Hubble y la Estación Espacial Internacional, y no se trata de objetos pequeños, precisamente.

Lluvia de chatarra: 100 toneladas de basura espacial caen al año en la Tierra

Y aunque las probabilidades hasta ahora han estado del lado de las agencias espaciales, nada nos garantiza que un día las cosas se saldrán de control y alguien salga herido o muerto.

¿Tendremos que acostumbrarnos a vivir mirando hacia el cielo para evitar que nos caiga un trozo de satélite en la cabeza?

¿Qué se Siente Estar en el Espacio?

Los viajeros del espacio, además de tener la oportunidad de salir del planeta y ver la tierra en perspectiva, tienen algunas experiencias inusuales.

Equilibrio

El cerebro del astronauta recibe información confusa sobre la posición del cuerpo en el espacio debido a la falta de gravedad. Los síntomas incluyen: Náuseas, dolores de cabeza y dificultades para saber exactamente dónde están las propias extremidades.

Ingravidez:

Al encontrarse sin el efecto de la gravedad terrestre, los líquidos corporales se distribuyen de forma casi igual en todas las regiones del cuerpo, provocando congestión nasal, rostros hinchados, pérdida de calcio en los huesos y formación de piedras en los riñones. Los músculos tienden a atrofiarse y el movimiento intestinal se hace mucho más lento, además de que el corazón pierde algo de su tamaño debido al menor esfuerzo que debe hacer para bombear la sangre.

Estatura:

La gravedad cero hace crecer al viajero un poco, debido a que ya no existe peso que comprima la columna vertebral. Por lo general, estar en el espacio durante unos días hará que el astronauta crezca unos cinco centímetros.

Vacío:

Si un astronauta es expuesto al vacío repentinamente (y no tiene el traje espacial puesto) pueden sucederle cosas realmente desagradables. No es aconsejable contener el aliento, ya que la brusca descompresión haría que sus pulmones estallaran. El agua de la lengua, la nariz y los ojos comenzaría a evaporarse. Al contrario de lo que se dice en las producciones de Hollywood, el astronauta no explotaría. La carencia de oxígeno es lo que acabaría matando al viajero, y ello tomaría unos dos minutos, aproximadamente. Por desgracia, aquellas mujeres con implantes mamarios deberían pensárselo mejor antes de viajar al espacio, pues probablemente dichos implantes explotarían o aumentarían de tamaño ocasionando dolores insufribles.

Alimentos:

Es prácticamente imposible añadir sal, azúcar o pimienta a los alimentos, ya que los granos flotarían por el espacio provocando situaciones bastante molestas. Estos condimentos podrían entrar en contacto con los ojos o las mucosas. En lugar de ello, los astronautas deben añadir los condimentos en forma líquida dentro de un envase que impida su dispersión.

Segundo Nacimiento:

Los viajeros del espacio suelen llamar a su regreso a la Tierra el “segundo nacimiento”. Al hallarse de nuevo bajo el efecto de la gravedad terrestre, los astronautas tienen serias dificultades para mover brazos y piernas debido a la pérdida de masa muscular. Casi todos han comentado que una de las cosas a las que les ha costado más trabajo acostumbrarse es al hecho de que si sueltan los objetos estos tienden a caer al suelo.

Stephen Hawking: Cuidado con los Extraterrestres

En el documental del 2016Stephen Hawking’s Favourite Places‘, el fallecido astrofísico británico advierte que tengamos cuidado al hacer contacto con señales de inteligencia alienígena.

Esos seres podrían no ser pacíficos. Si su tecnología es mayor que la nuestra, podrían querer aprovechar los recursos naturales de nuestro planeta y difícilmente podríamos hacer algo al respecto. Nada asegura que sean pacíficos, ni esos maestros siderales que muchos quieren creer que están ansiosos por compartir su sabiduría, o sus avances tecnológicos.

Si alguna vez hallamos una señal proveniente de un planeta habitado, “Deberíamos ser cautelosos en responder. Encontrar una civilización avanzada podría ser como cuando los nativos americanos se encontraron con Colón. Aquello no les salió nada bien”.

Ni duda cabe que el científico podría tener razón. Nada garantiza que seamos la única especie hostil en el cosmos. Otros podrían estar tan ávidos de conquista como los humanos, que han sojuzgado y extinguido a otras especies aquí en la Tierra de la misma manera que una civilización más desarrollada que la nuestra nos vería como prescindibles.

Tal vez no estarían tan dispuestos (como muchos piensan) a dejarnos subir a sus naves nodriza y darnos un paseo por las galaxias más lejanas del universo. Es un punto de vista pesimista, pero válido y cauteloso. Es sin duda una tentación comprensible, pero imagino que es como caminar una noche por el bosque y ver movimiento a lo lejos.

Si se tratara de un tigre, no le haríamos señales para que nos localice con mayor facilidad, ¿o sí?

Viajes Espaciales en el Cine en 113 años

El cineasta de Amsterdam Daniel Mcilwraith ha creado una somera recopilación de la evolución de los viajes espaciales a través del tiempo y vistos a mediante lente de una cámara, mucho antes de que estos existieran e imaginándose la forma en que esta forma de transporte y exploración evolucionará con el tiempo.

Baste decir que, hasta ahora, la anticipada visión de los realizadores ha acertado en la mayor parte de sus previsiones, con algunas notables excepciones.

 

 

Estas son las imágenes que los Extraterrestres verían de la Vida en la Tierra

La sonda Voyager I, la NASA fue lanzada en 1977 con el deseo de explorar los planetas exteriores del Sistema Solar. Pero esta sonda contiene un mensaje en un Disco de Oro para ser vista por los posibles extraterrestres que la encuentren.

La información enviada contienen: texto, fotografías, música y sonidos, que describe el planeta Tierra y la especie humana. En total son 116 imágenes, seleccionadas por un comité presidido por el astrónomo Carl Sagan, las cuales fueron almacenadas en el disco de oro diseñado para atravesar el espacio y el tiempo.

Vamos a redescubrir algunas de estas 116 imágenes seleccionadas hace 38 años para describir la humanidad!

Las imágenes se ven un poco desactualizadas y retro, pero ten en cuenta que son de la época y son las primeras imágenes de la Tierra que hipotéticamente pueda descubrir una especie extraterrestre.

En 2012, la Voyager I se convirtió en el primer objeto hecho por el hombre en abandonar el sistema solar para adentrarse en los confines del espacio interestelar.