Entradas

El mundo que nunca hice

 La animadora Rachel Kwak creó minuciosamente este elaborado cortometraje de flip-book, titulado “El Mundo que nunca hice”, para su proyecto de grado en el Pratt Institute en Brooklyn, Nueva York.

La pieza inventiva combina una historia animada basada en el libro del mismo nombre del poeta inglés A.E. Housman y una copia real del libro que alberga el poema. Siluetas de conejos saltan de la página en aparente sincronía con la canción Eon Blue Apocalypse de Tool.

Robert Lyons, explica:

 … esta película es un hermoso ejemplo de poesía visual. Se emplea una variedad de técnicas, incluyendo; recortes, dibujado a mano, stop motion y animación.