Entradas

Opss… No sucedió

En muchas ocasiones las historias de ciencia ficción se tornan realidad, como en el caso de Julio Verne y somos testigos de eso. Sin embargo esta vez no ocurrió o al menos aún falta algo de tiempo.

En 2010 la famosa película de culto realizada por Stanley Kubrick  adaptación de adaptación de la novela de Arthur C. Clarke, una misión conjunta entre EE.UU. y la Unión Soviética, tienen el objetivo de viajar a Júpiter y una vez en el interior de la nave, activar al computador de abordo  HAL9000 que era el encargado de controlar las funciones vitales de la nave, y descubrir que le sucedió a la anterior tripulación. Alrededor de la órbita de Júpiter se encuentran con el enorme monolito que la anterior misión debía investigar, en donde hacen contacto con una inteligencia superior.

Varios de los hechos de la película aún siguen siendo ciencia ficción:

  • Aún no se han realizado viajes tripulados a Júpiter.
  • No hemos descubierto objetos tan extraños como el monolito de la película.
  • Aún los astronautas no viajan en animación suspendida.
  • No tenemos computadores como el HAL9000, que su Inteligencia artificial finalmente enloquecio, hasta el punto matar a los miembros de la tripulación.
  • Y claro no hemos hecho contacto.

Bueno, nada de esto sucedió hace 10 años … ya será para el 3010 entonces!

El Abuelo de los Robots

Esta foto corresponde al año 1948, fue publicada en la revista “Mecanica Popular“. Este singular robot era controlado por una radio instalada en un camión, el robot que pesaba unas 400 libras y media unos seis pies de alto,  podía caminar por sus propios medios.

El hombre mecánico,  fue construido por un jóven de Springfield, Missouri, quie fue inspirado por un robot que vio en una película cuando era un niño, y comenzó a construir su propio autómata. Según dice el artículo su creador tiene planes de mejorarlo por medio de un complicado sistema de transmisores, receptores y repetidores.

Los Abuelos del Celular

Si piensas que tu celular es grande, tienes que mirar estos… Son los abuelos de la telefonía móvil estuvieron de moda en 1964… y hubo más de un millón de ellos.

Eran robustos y muy pesados, a prueba de golpes y consumían muchísima energía al ser utilizados ya que funcionaban con tubos al vacío, al conectarlos a los automóviles, tanto así que la luz de los faros de los autos se atenuaba cuando la persona hablaba.  Los usuarios los utilizaban en Estados Unidos a través del servicio de telefonía móvil de AT & T.

Star Trek de la Ciencia Ficción a la Realidad

El impacto que la serie de televisión Star Trek ha tenido en el desarrollo de nuestra tecnología jamás hubiera sido imaginado por el autor de esta saga, Gene Roddenberry.

Algunos científicos reconocen haberse inspirado en sus conceptos futuristas de los objetos cotidianos de la tripulación del Enterprise, como es el caso de Martin Cooper, inventor del teléfono móvil, quien admitió que tuvo la idea después de ver uno de estos capítulos. En otros casos, simplemente, la serie de culto se adelantó a su tiempo.

Estos son algunos de los inventos, que se adelantaron al mundo de 1966:

El Computador  Personal – PC:

Cuando Star Trek se estrenó en 1966, las computadoras reales de la época eran muy grandes y muy lentas en comparación con lo que disponemos hoy en día por poco dinero. Eso no impidió que Gene Roddenberry visionara un futuro donde los pequeños ordenadores se encontraban en las salas de reuniones y en cada lugar donde la gente los necesitaba.

Tabletas como el Ipad


El Tablet PC también aparecía en la serie original, con el Capitán Kirk utilizando una tableta y un lápiz para firmar los asuntos importantes. Todo aquel que utiliza un iPAD, una Palm donde pueda escribir a mano alzada con un lápiz plástico podría dar gracias a Star Trek por mostrarnos en aquellos años lo que serían estos dispositivos con pantallas táctiles.

Las Memorias USB

En Star Trek. Dentro de la nave se utilizaban discos cuadrados de sólo 1 centímetro de espesor. Para utilizarlos, se insertaban en los computadores donde se mostraba la información contenida en ellos. En este aspecto, vemos un claro paralelismo con los disquetes de 3,5″ que se popularizaron 20 años después, o mejor aún con las pequeños memorias USB de hoy en día.

Los Intercomunicadores inalámbricos

Caminando por cualquier calle,  es muy habitual encontrar gente que aparenta estar hablando sola.  Sin embargo, están hablando con sus teléfonos móviles gracias a la tecnología inalámbrica que brinda el Bluetooth. El ejemplo más recordado de este tipo de tecnología eran los intercomunicadores con sistema de manos libres utilizados en la nave por la recordada teniente Uhura.

Sistemas de GPS

En la serie original, el sistema “Transportador” podía atrapar a alguien, desmaterializarlo y reconstruirlo desde donde fuera a otro lugar de elección, es decir, desde fuera de la nave hacia su interior o a la inversa. Los sistemas de localización que utilizaban los tripulantes del Enterprise para poder entablar la secuencia de transporte funcionaban de manera muy similar a lo que hacen hoy los sistemas GPS en nuestros teléfonos móviles o en las unidades que tanta gente compra para su vehículo. Estamos hablando de aparatos que muestran dónde estamos a cada momento interpretando nuestra situación espacial mediante coordenadas muy precisas.

Cuatro años después del final de la serie original, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos comenzó a desarrollar lo que hoy conocemos como sistema GPS. Con el lanzamiento de satélites fueron capaces de perfeccionar el sistema en el tiempo y sólo después de 1983 se hizo disponible al público. En el año 2000 ya era posible encontrar a alguien dentro de los 20 metros de su ubicación.

El Tricoder

Tener algo que explore el espacio a tu alrededor y te ofrezca la información que necesites

acerca de esa zona aún no existe con un desarrollo que pueda considerarse eficaz, aunque estamos bastante cerca. Lo que sí tenemos son los dispositivos como los tabletas y celulares. Estas pequeñas maravillas tienen pantallas que son capaces de mostrarnos información desde internet mediante Google Street View o Google Maps, de un modo muy similar a lo hacía un Tricoder en Star Trek. Incluso las comunicaciones que incluyen video son habituales en este tipo de equipos móviles. Teniendo en cuenta hasta qué punto de desarrollo han llegado estos dispositivos, no debería ser una sorpresa que muy pronto dispongamos de sensores infrarrojos o detectores de vida latente en los alrededores.

Las Pantallas Gigantes

En los días de la serie original de Star Trek, en los hogares había televisores con pantallas pequeñas y la calidad de la imagen que podía captarse con (a veces precarias) antenas aéreas no era precisamente la mejor. El concepto de la pantalla gigante utilizada en el Enterprise fue sorprendente para muchas personas que quisieron poder tener una televisión tan grande como la de la nave. Antes de Star Trek, en películas o series ambientadas en viajes espaciales, las naves utilizaban ventanas en el frente, pero a partir de la serie original una pantalla de video se convirtió en “la norma” para muchos programas de ciencia ficción y películas de este género.

Hoy en día, más y más pantallas de plasma, LED, LCD, etc. están golpeando el mercado y haciendo bajar los precios de estos artículos que por aquellos días eran sólo eso: ciencia ficción.

El escáner del Dr. McCoy:

Un pequeño artefacto de mano permitía un diagnóstico del interior del cuerpo sin necesidad de abrirlo, premonitorio de la Tomografía Axial Computarizada (TAC) y de otros estudios médicos conocidos como Resonancia Magnética, Cámara Gamma, Centellograma Radioisotópico o cualquier tipo de diagnóstico por imágenes utilizando Ultrasonidos. Todo esto entraba en la mano del Dr. McCoy en el año 1960.

El Teléfono Celular:

Probablemente uno de los inventos más famosos que vienen de Star Trek es el teléfono móvil. En un día cualquiera dentro de la serie original, el Capitán Kirk y el resto de la tripulación utilizaban un comunicador para hablar entre ellos. Ciencia ficción en aquellos años, realidad hoy en día.

Martin Cooper, un empleado de Motorola, fue quien inventó el teléfono celular y cuando se le preguntó cuál fue su inspiración no tuvo reparos ni timidez alguna en mencionar que el comunicador de Star Trek fue lo que comenzó a poner en movimiento a su mente.

El Abuelo del GPS

El Plus Fours RouteFinder, comercializado en el año 1920, hace el mismo trabajo de muchos de los dispositivos actuales como el Iphone, pero de forma analógica.

En lugar de preguntar a satélites para triangular tu posición, el RouteFinder viene con una colección de rollos de papel que se intercambiaban a medida que conducía, revelando poco a poco, las indicaciones para llegar a tu destino. Su funcionamiento era manual, ya que requería de ir girando la perilla conforme se avanzaba en el camino. Todos los mapas de las localidades cercanas venían en una pequeña cajita.

El invento no tuvo mayor exito en su época, pero quien dijo que nuestros abuelos no tenían también su sistema de posicionamiento geográfico.

Autos con pala para peatones

La imagen que se adjunta corresponde a una fotografía tomada en París, en el año de 1924. En ella se muestra este peculiar invento que consistía en una pala metálica con una malla que se pegaba a la parte delantera del automóvil. Su finalidad aunque parezca curiosa era reducir el número de víctimas atropelladas entre los peatones.

Esta parrilla de seguridad esta se adaptaba en la parte delantera de los vehículos.

Aunque estos autos iban a unos 50 km/hora como máximo, el ritmo de vida era más lento y los peatones entraban en pánico al ver pasar un auto, además apenas se estaban definiendo las normas de transito, esto ocasionaba frecuentes accidentes con los peatones. La parrilla delantera evitaba pisar a los peatones, o que estos cayeran bajo el auto!

La gloriosa regla de Cálculo

Apuesto a que a ninguno de ustedes les toco!! Pero durante más de un siglo las reglas de cálculo fueron un instrumento imprescindible para los ingenieros.

Este aparato era para el ingeniero lo que un estetoscopio era para un médico. Si veias a alguien por la calle con una regla de calculo en su bolsillo, ahi iba un ingeniero.

Mediente esta regla se realizaban cálculos aritméticos, logarítmicos y trigonométricos, la regla de cálculo consistia en un juego de reglillas graduadas con tablas logarítmicas cuyo interior se desplazaba. la primeras fueron fabricadas en bambú, luego en metal y finalmente en plastico gracias a su resistencia y poco peso.

La regla de cálculo se utilizó para el diseño de la gran mayoría de las obras de ingeniería civil, edificios y puentes. Así como, para la construcción de aviones, barcos y automotores. Y muchos productos de la ciencia y la tecnología de aquel entonces.

Fue a mediados de los años sesenta del siglo pasado que la calculadora electrónica acabó con este glorioso instrumento lleno de historia.

¿Que eran los Trilobites?

Los trilobites fueron animales primitivos que se extinguieron hace unos 200 millones de años. Su tamaño variaba desde unos pocos milímetros hasta decenas de centímetros, aunque la mayoría eran de unos pocos centímetros de longitud. Vivían en el mar. Los trilobites son una de las criaturas extinguidas más reconocibles en el registro fósil. Estos seres dominaron los fondos de los mares paleozoicos durante unos 350 millones de años.

Los trilobites fueron los primeros artrópodos, estas criaturas poseian cuerpo aplanado, liso y ovalado que se encontraba dividido en múltiples segmentos, sus patas eran articuladas. Existieron diferentes tipos de Trilobites, más de 150 familias, unas 5.000, y más de 20.000 especies. De las cuales no sobrevive ninguna.

Esto hace que los trilobites sea la clase individual de organismos extintos más diversos. Su pariente actual más próximo es el cangrejo de herradura Limulus, que vive en aguas poco profundas alrededor de América del Norte.

Estos seres fueron los primeros animales en tener ojos compuestos y antenas como los insectos actuales , que seguramente le habrá dado también el éxito evolutivo para durar 300 millones de años, y sobrevivir a dos extinciones masivas.

Enlace:  trilobites.info

Parece que fue ayer!

El paso implacable del tiempo casi siempre deja su huella, usando una serie de fotografías tomadas en el pasado, el fotógrafo Jason Powell, las sobrepuso en los escenarios reales en la actualidad, creando una ventana de tiempo que conecta el pasado con el futuro.

Las fotografías antiguas utilizadas fueron halladas en el archivo de fotos históricas en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

Tales imágenes pueden evocar recuerdos nostálgicos llenos de tristeza o felicidad. La reflexión que surge al mirar esta fotografías es que definitivamente el tiempo vuela y hay que saber aprovecharlo bien!

 

El hombre que salvó el mundo

,

El 26 de septiembre de 1983, durante la Guerra Fría se produjo el llamado Incidente del Equinoccio de Otoño, que colocaría al mundo a escasos segundos de un apocalipsis atómico.

A las 00:14 hora de Moscú un satélite soviético dio la alarma de que cinco misiles norteamericanos se dirigían a territorio soviético y en 20 minutos alcanzaría la URSS.

En aquel tiempo Stanislav Petrov, teniente coronel del ejército soviético era el encargado de una estación soviética de satélites que vigilaban a los Estados Unidos. Petrov sólo tenía que apretar el botón rojo para desencadenar la respuesta nuclear soviética. Y no lo hizo.

Identificado correctamente que la alerta de ataque era una falsa alarma. Los soviéticos le obligaron a retirarse anticipadamente por no haber seguido el protocolo y decidieron ocultar el incidente. Pero con su acción Petrov nos salvó de una segura guerra nuclear.

En sus propias palabras:

“No se puede empezar una guerra nuclear con sólo cinco misiles”

Todo esto solo se supo hasta 1998, cuando uno de los oficiales bajo el mando de Petrov que fue testigo de la situación publicó un libro donde contaba la singular anécdota.

Años más tarde a Petrov le fue concedido el premio World Citizen Award de las Naciones Unidas. En el documental “The Red Button & The Man Who Saved The World” (“El botón rojo y el hombre que salvó el mundo”, 2008) Petrov afirma:

Estaba simplemente haciendo mi trabajo y fui la persona correcta en el momento apropiado, eso es todo“.

Es difícil imaginar algo más devastador para la humanidad que una guerra nuclear total entre Rusia y los Estados Unidos. Sin embargo, esto pudo haber ocurrido por accidente el 26 de septiembre de 1983, si no hubiera sido por las sabias decisiones de Stanislav Petrov. Por esto, merece la profunda gratitud de la humanidad.