Extraños Tics del Síndrome de Tourette


El síndrome de Tourette es un trastorno neurológico caracterizado por movimientos repetitivos, estereotipados e involuntarios y la emisión de sonidos vocales llamados tics.

El trastorno lleva el nombre del doctor Georges Gilles de la Tourette, neurólogo pionero francés quien en 1885 diagnosticó la enfermedad en una noble francesa la distinguida marquesa de Dampierre, conocida por sus exquisitos modales que, en ocasiones y sin motivo alguno, cambiaba bruscamente su comportamiento cívico. Delante de los invitados y la servidumbre comenzaba a insultar y lanzar todo tipo de improperios a sus contertulios, acompañados de extraños movimientos.

Parece ser que las causas de este trastorno neurológico reside en las áreas del cerebro estrechamente relacionadas con el lenguaje. No existe un solo medicamento útil para toda persona con Síndrome de Tourette. Se calcula que 200,000 norteamericanos padecen de la forma más severa del síndrome de Tourette mientras que una de cada cien personas presenta síntomas más leves y menos complejos, tales como tics motores o vocales crónicos o los tics pasajeros de la niñez.

Los tics simples son movimientos repentinos, breves y repetitivos en lo cuales están involucrados un número limitado de grupos musculares. Algunos de los tics simples más comunes incluyen el parpadeo y otros gestos visuales, muecas faciales, encogimiento de hombros y sacudir la cabeza o los hombros, hasta las vocalizacion de gruñidos o palabras soeces.

La socialización de un chico con síndrome de Tourette no es nada fácil. Si bien no hay cura para el sindrome de Tourette, los síntomas se atenúan con el tiempo y en muchas ocasiones tienden a desaparecer, sin embargo los tratamientos a través de diferentes técnicas de relajación apueden ayudar a mejorar la calidad de vida de estos niños.

Enlace:  wikipedia.org