La mujer que se hizo una cesárea a sí misma y vivió para contarlo

,

Por increíle que parezca, sucedio el 5 de marzo del año 2000, una mujer de México con 40 años, llamada Ines Ramirez habitante de Oaxaca, y que tenía ya ocho hijos de embarazos previos, comenzó con los dolores de parto pero el bebé no nacía, así que decidió hacerse una cesárea a si misma.

Sin una enfermera a la mano, ni partera, y viviendo en un poblado sin electricidad, agua potable ni drenaje, bebió 3 vasos de licor y, usando un cuchillo de cocina, abrió su propio abdomen.

Extrajo al bebé, que lloró de inmediato. Entonces le dijo a uno de sus hijos que fuese a buscar a la enfermera de la localidad, quien la halló sin conocimiento y con los intestinos de fuera. Regresó el intestino a su lugar y cosió la herida con aguja e hilo de algodón.

La mujer y su bebé fueron trasladados al hospital más cercano, a 8 horas de camino por carretera. A pesar de algunos problemas menores, tanto ella como su bebé se recuperaron sin problema.