La Sepia

Este molusco puede llegar a alcanzar una longitud total de hasta 65 centímetros, su cuerpo  es aplanado y está rodeado por una cresta cutánea que emplea para nadar, mientras que  sus aletas del extremo final del cuerpo no están unidas.

Habita en aguas costeras de los mares templados o cálidos, este molusco es pariente del impresionante pulpo, caza pequeños animales marinos que viven en las orillas del agua disparando bruscamente dos largos tentáculos provistos de numerosas ventosas que le permiten atrapar y retener a sus víctimas.

El camuflaje de la sepia con su entorno le permite acechar a sus presas sin ser vista.

Con sus sólidas mandíbulas córneas tritura rápidamente las presas que se lleva a la boca. Para escapar de sus enemigos, la sepia dispone de dos sistemas: emite un chorro de tinta casi negra (el “sepia” de las pintores) que la oculta a los ojos de sus perseguidores, o expulsa violentamente un chorro de agua.

La sepia aplica en el agua, desde hace siglos, el principio de los motores a reacción, este animal posee10 brazos, 8 cortos con dos hileras de ventosas y dos brazos largos y retráctiles, terminados en una especie de maza con ventosas, que emplea para capturar sus presas.