Lacrosse, el juego más antiguo de Norte América, fue jugado por indígenas en el siglo XVII

Lacrosse, el deporte más antiguo de América del Norte que aún se practica, que fue jugado por indígenas en el siglo XVII.

Este juego rápido entre dos equipos de diez jugadores cada uno que usan un palo con una red en la parte superior para pasar y recibir una pelota de goma con el objetivo de meter goles embocando la pelota en la red del equipo contrario

El lacrosse tiene su origen en un juego tribal jugado por los nativos americanos de Woodlands del este y por algunas tribus de los indios de las llanuras en lo que ahora son los Estados Unidos de América y Canadá.

El juego fue modificado ampliamente por los colonizadores europeos a América del Norte para crear su forma actual.

Pero ya en el año de 1.400 siglo XVII había cientos de nativos jugando a la pelota con palos. El juego comienza con la pelota lanzada al aire y los dos lados corriendo para atraparla.

En la versión nativa, cada equipo estaba compuesto por más de 100 valientes en una cancha que medía entre 500 yardas y media milla. En vez de goles tradicionales, donde la pelota tiene que pasar por postes que forman un arco, muchos equipos usaban una gran roca o un árbol a modo de arco. Debían estrellar la pelota, hecha de piel de ciervo, contra el arco previamente designado para poder anotar un gol. Esta clase de encuentros duraban desde la salida del sol hasta el anochecer, entre dos o tres días. Se jugaba para decidir disputas existentes entre las tribus y también para preparar soldados fuertes y valientes en caso de que se presentasen combates en el futuro.

Este deporte obtuvo notoriedad en el oeste cuando un misionero jesuita llamado Jean de Brebeuf observó a los indios Hurones jugarlo alrededor del 1600. Para el 1800, el lacrosse evolucionó y, al ser adoptado por los franceses, la violencia en el juego disminuyó notoriamente.

El lacrosse sigue siendo un deporte popular que se practica en todo el mundo.