Lenguaje de Silbidos

Una de las características más llamativas de los nativos de la isla Gomera, en Canarias es su habilidad para comunicarse mediante un modo especial de lenguaje basado en silbidos, este lenguaje se le conoce como “Silbo gomero”.

Aunque se desconoce el origen de esta forma de lenguaje, parece ser que ya existía en el siglo XV cuando el archipiélago canario fue incorporado a la corona de Castilla. Según los expertos, el terreno abrupto de la isla, que dificulta los desplazamientos y la comunicación entre las aldeas vecinas, contribuyó a la aparición de este singular lenguaje.

Se cree que éste era utilizado mayoritariamente por los pastores y campesinos durante las largas y solitarias jornadas. La técnica era transmitida de padres a hijos a la vez que les enseñaban a hablar. Practicado desde los puntos más altos de la isla y en días sin viento, el silbo puede oírse perfectamente en cuatro o cinco kilómetros a la redonda. Para mayores distancias recurren a interlocutores que, como auténticas estaciones de repetición, pueden hacer llegar los mensajes de un extremo a otro de la isla.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de La Laguna en el que se mostraba que los hablantes de silbo procesan el lenguaje en su cerebro de la misma manera que un lenguaje hablado. Al monitorizar la actividad cerebral con técnicas de resonancia magnética se vio que los sujetos que no hablaban silbo lo procesaban como un silbido mientras que los hablantes de silbo lo procesaban usando las mismas áreas lingüísticas del cerebro usadas para procesar frases de un lenguaje tradicional.