Rasputín: El hombre que fue asesinado cuatro veces antes de acabar con él

Grijorij Efimovich, mejor conocido como Rasputín tenía fama de curador, adivino y místico, nació en Pokrovskole en 1872. Rasputín fue hijo de una familia campesina.

En San Petersburgo fue protegido por el Zar Nicolás II y su esposa Alejandra Fiódorovna, quienes confiaban en sus poderes curativos para aliviar la terrible hemofilia de su hijo Alexis, sobre el que ejerció una influencia hipnótica, consiguió ganarse la voluntad de la zarina, hasta convertirse en el verdadero dirigente de la corte imperial.

Como Rasputín estaba sumiendo a la monarquía en sus controvertidas orgías,  y debido a su gran influencia en Alejandra y Nicolás II, varios aristócratas comenzaron a odiarle y encabezados por el príncipe Félix Yusupov, conspiraron para asesinar a Rasputín, lo cual según cuenta la historia no fue un trabajo fácil. Ya que lo tuvieron que asesinar 4 veces con diferentes métodos.

Yusúpov escribió posteriormente un relato en donde contaba punto por punto los sucesos ocurridos en la última noche de Rasputín.

Primero fue envenenado con cianuro en su bebida, más al no observar resultado, fue abatido a tiros con una arma de fuego, no pudiendo aún acabar con su vida, después tuvieron que golpearlo fuertemente en la cabeza, también se dice que fue castrado y posteriormente fue Ahogado, ya que lo amarraron y envolvieron en un alfombra, para lanzarlo al rio Neva.

Rasputín murió 24 días antes de haber cumplido los 48 años de edad y gracias a su autopsia, se rebeló que finalmente murió ahogado.