Torre de cabras

Es bien conocido el hecho de que a las cabras les gusta trepar, son animales que se defienden muy bien en terrenos escalonados, de hecho en ocasiones hasta suelen trepar en los arboles, por asombroso que esto parezca.

De este modo fue que Charles Back un granjero de Sudáfrica, quien tenía un rebaño de unas 600 cabras tuvo una idea genial. ¿Por qué no construir algo donde las cabras puedan subir? Así fue que surgió esta singular torre de cabras.

Construída en la década de los 80’s en ladrillo, con un techo de metal fuerte, y una escalera con escalones externos de madera en espiral, esta torre brinda a las cabras un espacio tanto para disfrutar de la escalada, así como también de un merecido descanso ya que dentro de la torre de dos pisos se encuentran unas habitaciones para que ellas puedan tomar una siesta.

Esta torre se ha convertido en el símbolo de la granja, que también es conocida por su vino y claro por producir el mejor queso de cabra de la zona.