¿Una Manzana podrida puede dañar a las demás?

El dicho popular de que “una manzana podrida puede estropear las otras del cesto” referente a las malas compañias de las pesonas; tiene su explicación científica, esto debido a que la maduración de los frutos, así como la caída de las hojas, está controlada por complejos sistemas bioquímicos de la planta.

Cuando una manzana madura -o cualquier otra fruta- empieza a pudrirse, desprende entre otras cosas etileno, este hidrocarburo funciona como un mensajero químico que acelera el proceso de maduración de los frutos vecinos.