Wombat: El Único Animal que hace Popo en forma de Cubos

,

El Vombátido, popularmente conocido como Wombat, es un pequeño marsupial, característico de Australia, que se destaca por un metabolismo extraordinariamente lento y por su singular capacidad para expulsar sus heces fecales en forma de cubo.

Las heces de este mamífero australiano tienen la forma de pequeños cubos oscuros, las únicas cacas prismáticas conocidas en el mundo. De hecho, los wombats son los únicos animales que los científicos han encontrado que pueden producir cubos de forma natural, y no teníamos idea de cómo lo hacían, simplemente no había explicación para ello.

El misterio era antiguo, pero nadie había investigado mucho para descubrir qué estaba pasando realmente.

Hasta que Patricia Yang de laboratorio en Georgia Tech, y el ingeniero biomecánico David Hu, se dieron a la tarea de explicar este fenómeno y pusieron sus manos en el intestino de un wombat.

El intestino, que fue cuidadosamente disecado, y mostró una clara progresión de materia fangosa a una estructura dura de seis lados con esquinas afiladas, casi como un ‘ espantoso adorno navideño. Parecía que estos cubos se estaban formando incluso antes de que el wombat los expulsara. Más tomografías computarizadas en un wombat adulto vivo confirmaron que este animal no tiene un ano de forma cuadrada; es tan redondo como los de otros animales, entonces, ¿cómo excretan cubos los wombats?

Resulta que todo está en el intestino. Usando la información de las disecciones de wombat y modelos matemáticos, Yang y sus colegas ahora han descubierto cómo los wombats en realidad defecan cubos.

Lo primero que debe saber es que el intestino del wombat es inusualmente largo, hasta nueve metros de largo. En comparación con los humanos, estas criaturas de un metro de largo tardan muchas veces más en absorber toda la nutrición y el agua de su comida, a veces hasta cinco días. Como resultado, las heces de wombat son casi dos veces más secas que las de los humanos, y esto podría ser lo que les ayude a sobrevivir a las sequías en la selva australiana. Este largo proceso probablemente también ayude a que su caca forme su peculiar forma de cubo.

Con solo mirar el intestino del wombat, se puede ver claramente la transición gradual de una “suspensión de digesta de color amarillo verdoso”, como los autores lo expresaron sin rodeos, a un cubo seco con “bordes biselados y caras planas”.